16/3/08

MIS CENIZAS DE CENICIENTA



Ha día de hoy, donde se vive al margen de las emociones y yo intentando llevarlo, llevándome a la práctica, aparece mi animal transformando su amor en lametazos y me despierta de ese pensar.

Me pregunto si el ser humano ha dejado de evolucionar, tocar el fondo de la piscina para tomar el impulso y salir a respirar.

Antes la felicidad estaba en la comida en la mesa, el calor en el hogar, el amor en la cama, el trabajo en la cartilla...la belleza de la sencillez y lo cotidiano. Y ahora se confunde la cantidad con la calidad de antes...Saber que con los errores se aprende, pero este mundo premia al que no se equivoca. El hombre, a modo de prueba y error, creo la rueda, que es lo menos parecido a unas piernas, nació entonces el surrealismo...Quiero desevolucionarme!



Y mientras sigo caminando con la cabeza perdida, me reencuentro con amigos que me gritan frases que aún me mueven, que me salvan de mi misma, que me emocionan y hacen que me piense, compartir el egoísmo e intentar comprender que hay que quererse, amigos que me ven con lágrimas y no me dan pañuelos, sino palabras como amor, sino abrazos como sonrisas...Gracias me deja un sabor de insuficiencia en la boca. "La vida está hecha para ti, no tengo duda. Al resto nos quedan las migajas", me dice...y esas migajas son las que voy dejando en mi camino, una en cada baldosa amarilla para que lleguéis a mi vida, la vuestra, la que sin vosotros no sé hacer.


Decididamente hay algo de mi que se resiste a encontrar lo que busco, quizá me sea feliz esta espera interminable y no me doy cuenta...Pido que salga del cuento, esos que me leía para ir a dormir, ese príncipe y me venga a buscar y cuando sucede yo no fui a trabajar. Con Gata dándome calor me río desde mi sillón rojo cuando recibo su mensaje preguntándome dónde ando...en el lugar equivocado, como siempre. Tendré que conseguirme otro par de zapatos...


Y cómo hago para resistirme a creer de nuevo, si me apareces pidiéndome mi fuego justo cuando estaba a punto de apagarse, miro tus ojos y veo el mar que me falta, te me presentas con ese nombre que llena mi vida siempre, vienes de un león al que le gustan los gatos y me preguntas su nombre y me dices que me quieres volver a ver. Surrealista como mi par de zapatos, me hablas de deseos de llamarme y no te dí mi teléfono.


Mis talones vuelven a golpear tres veces con sensación de llevar tres siglos haciéndolo y en este último intento se me rompe un tacón y una vez más me quedo coja. Sin ninguna poesía, como ando últimamente, creerme porque aún hoy yo no lo consigo, aparece en mi noche de la nada y en su bolsillo interior me ofrece pegamento instantáneo...Cómo no hacer ante tal momento de vida, cómo usar el pegamento para unir mi corazón en vez de gastarlo en el tacón. Alma con apariencia de hombre que me lleve en brazos si no puedo caminar...si en cuanto abra mi puerta mis tacones sobran para amarte y es mejor así, no entenderse del todo, lenguas diferentes que quieren aprender juntas y ante las equivocaciones nos reímos a los ojos.


Me resuenas..."Tú sonríe, que ya se encargará la vida de reírse de ti"

7 comentarios:

Ignacio dijo...

Vengo de tierras lejanas y marcho a tu Atlántico, pero entre viaje y viaje, el único repostaje que encuentro son tus cenizas de cenicienta.

No creo que tengas que desenvolucionarte, son los demás los que deben aplicarse.

Besos sonrientes, Ignacio

Anónimo dijo...

Es un viaje sin retorno que te emprenden sin permiso (¿como iban a consultarte si no estabas?); un viaje obligatorio...indefenso,a tumba abierta,irremediablemente hasta la tumba. Pero ahora si que estás... ESTÁS y, puesto que estás ...
Ahora ni siento ni pienso,es perfecto; ...y tu...¿a que esperas?

Xarlota dijo...

Espero que mi Atlántico te bañe de lo que buscas, es frío, pero su vida y mirada son hermosas, como tus comentarios...
Gracias a varios impulsos que puedo contar con los dedos de la mano y que a veces me sobran, golpeé mis zapatos y pasito a pasito van caminando y me llevan.
Ya ni pido aplicaciones, solamente y así de sencillo, que sientan.
Bexos para que repostes en ellos siempre que quieras, ya sabes que las vespas gastan poco...

Kika... dijo...

Xarlota (te lo voy a dejar también en tu blog, sistema copiar/pegar)...

... allí estaré el mes que viene. Y para lo que necesites, llama.

besos y magia,
K

Ignacio dijo...

Me aburro sin tus pensamientos en el agua del baño de la habitación sin espejos....
Besos aburridos, Ignacio

Ignacio dijo...

Bufff!

Ignacio dijo...

La verdad es que si no pasas por aquí es que te va bien la vida y me alegro infinito. Vive cada segundo que luego se acaban y nadie te los devuelve.

Yo paso a verte y casi me alegro de que no me recibas, pienso en la felicidad que estarás gastando y me hace feliz a mi mismo.

No publiques esto.

Besos, Ignacio

PD: si me equivoco, publica que te desahogará.