1/5/09

ANGELICA LIDELL

tú no puedes pedir nada. autoretrato

me aparto, me retiro, me encierro en casa, no me atrevo a pedir, como si álguien me hubiera dicho desde que nací TÚ NO PUEDES PEDIR NADA, y yo me pregunto, y por qué, por qué, si a mí me lo habéis pedido todo, y os lo he dado, y aún así me siento culpable si pido algo, aunque sea algo pequeñohay frases que existen desde que naces, y así es, me alejo, me hago diminuta porque me han obligado a no pedir, y al mismo tiempo me han obligado a darlo todo, porque si pido amor me siento avergonzada, y si no doy amor me siento culpabley ahora ni siquiera me atrevo a pedir que me recuerden, a aquellos a los que he amado, a aquellos a los que amo, que me recuerden, al menos, que me recuerden, algún día, un poco, sólo un poco.

www.miputaperrera.blogspot.com

1 comentario:

cerillas Garibaldi dijo...

Yo también estoy retirado y doy todo y recibiré mucho, pero me sabe a poco, así toda la puta vida....

¿Egoísmo? Pues será egoísmo, pero prefiero morirme tonto pensando que alguien se acuerda de mí.

Bexos loca "egoísta", ¡anda que no pides nada! Un recuerdo vale muchos millones en esta vida adelgazada.

Se nota que tengo un mal día, ¿verdad? Pues en el peor día de mi existencia te regalo todos mis recuerdos y te regalo mi sangre, gastada, pero un poco más sabia, para que no sufras, para que seas feliz.

Una cerilla, Ignacio